La Comisión Primera del Senado en la sesión del jueves 15 de octubre, aprobó en su primer debate el proyecto de Reforma Política bajo la coordinación de la ponencia del congresista liberal Luis Fernando Velasco.

Dentro de lo aprobado, está la congelación por un termino de cuatro años de los salarios de los altos cargos del Estado (funcionarios públicos que tengan un salario superior a los 20 SMLMV); Así mismo, el proyecto impone un límite de máximo 2 periodos al número de veces que puede ser elegido un ciudadano a corporaciones de elección popular, con el fin de incentivar la renovación política.

Se aprobó la creación de un Tribunal Electoral que será el encargado de resolver las controversias electorales; este tribunal hará parte de la jurisdicción contencioso administrativa y sus siete magistrados serán elegidos mediante concurso de méritos.

Del mismo modo, se prohíbe la privación de los derechos políticos mediante decisiones administrativas, armonizando el ordenamiento jurídico a la reciente decisión de la Corte Interamericana de Derechos Humanos en el caso del Senador Gustavo Petro.

La reforma establece que la financiación de las campañas políticas será preponderantemente estatal, lo cual constituye una importante medida para combatir la corrupción y la opacidad de las campañas políticas.

El Proyecto establece una novedosa fórmula para la elección de los cargos de elección popular, al alternar entre la lista cerrada y el voto preferente. Según lo aprobado, la primera elección que se realizará a partir de la vigencia de la reforma, será mediante listas cerradas y bloqueadas, lo cual incentivará la disciplina programática de los partidos políticos; la siguiente elección se realizará mediante el voto preferente, con lo cual habrá una alternancia sucesiva entre ambos métodos. Las listas cerradas, deberá elegirse mediante mecanismos democráticos al interior de las organizaciones políticas.

Por tratarse de un proyecto de acto legislativo debe superar ocho debates en el Congreso, cuatro en el Senado y cuatro en la Cámara de Representantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *