“En febrero de 2018 los colombianos vamos a tener la gasolina más cara de nuestra historia, con un galón que llega a los $9.042 pesos y que es el resultado de una malísima política de precios de combustibles. Se necesita abrir un debate nacional para cambiar el modelo de fijación de precios de combustibles”, esta fue la respuesta del Senador Luis Fernando Velasco frente al último aumento decretado por el Gobierno Nacional.

“La última vez que tuvimos un precio parecido fue en abril de 2012 cuando el galón alcanzo los $9.040 pesos, la diferencia está en que en ese entonces teníamos un barril de petróleo a 102 dólares, hoy, con barril a 66 dólares (un 46% menos) tenemos un galón a $9.042 pesos, ese es el resultado de una pésima Reforma Tributaria que creó tres impuestos adicionales, una fórmula para fijar los precios que solo sirve para subirlos cuando el dólar o el petróleo sube pero no cuando baja y un fondo parafiscal que, a pesar de haber sido declarado inconstitucional por una demanda de mi autoría, el Gobierno decidió revivir en la última Reforma. La consecuencia no podía ser otra, los precios de la gasolina más altos de la historia”.

“Los colombianos estamos cansados de estas medidas incoherentes y con poco sentido, tenemos que exigirle al próximo Gobierno que asuma con seriedad el debate, que escuche la voz de millones de colombianos cansados de estas alzas injustificadas y permita la discusión seria de un nuevo modelo de fijación de precios de combustibles en Colombia, que nos permita aprovechar nuestras ventajas comparadas, como productores y refinadores de petróleo”.

Velasco manifestó su decisión de convocar a un gran debate nacional con el nuevo Gobierno para llevar al Congreso la discusión de un proyecto de ley que regule la materia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *